martes, febrero 18, 2020
Inicio Ayudas y Subvenciones Prestación familiar por hijo a cargo

Prestación familiar por hijo a cargo

PRESTACIÓN FAMILIAR POR HIJO O HIJA A CARGO

Consiste en una asignación económica por cada hijo/a menor de 18 años o mayor de dicha edad y que esté afectado/a por una discapacidad en grado igual o superior al 65%, a cargo del beneficiario/a, cualquiera que sea la naturaleza legal de la filiación, así como por los menores a su cargo en acogimiento familiar, permanente o guarda con fines de adopción.

  • Se considera “hijo, hija o menor acogido/a a cargo” a aquél o aquella que conviva y dependa económicamente de la persona beneficiaria. Se entiende, salvo prueba en contrario, que existe dependencia económica cuando el hijo, hija o el/la menor acogido/a conviva con la persona beneficiaria. No rompe la convivencia la separación transitoria motivada por razón de estudios, trabajo de progenitores, adoptantes o acogedores, tratamiento médico, rehabilitación u otras causas similares.

El causante no perderá la condición de hijo, hija o de menor acogido/a a cargo por el mero hecho de realizar un trabajo lucrativo, por cuenta ajena o propia, siempre que continúe conviviendo con el beneficiario de la prestación y que los ingresos percibidos por aquél en concepto de rendimientos del trabajo no superen el 100% del SMI vigente en cada momento, en cómputo anual.

  • Se considera que el hijo, hija o el/la menor acogido/a “no está a cargo” de la persona beneficiaria:

-Si las rentas percibidas por su trabajo o por una prestación sustitutiva del salario superan el 100% del SMI citado anteriormente.

-Cuando sea persona perceptora de una pensión contributiva, a cargo de un régimen público de protección social español o extranjero, distinta de la pensión de orfandad o de la pensión en favor de familiares de nietos/as y hermanos/as.

PERSONAS BENEFICIARIAS

Tendrán derecho las personas progenitoras, adoptantes o acogedoras siempre que:

  • Residan legalmente en territorio español.
  • Tengan a su cargo hijos, hijas o menores acogidos/as, menores de 18 años o mayores afectados por una discapacidad en un grado igual o superior al 65% y residentes en territorio español.
  • No tengan derecho a prestaciones de esta misma naturaleza en cualquier otro régimen público de protección social.
  • No perciban ingresos anuales, de cualquier naturaleza, superiores a 12.313 €. Dicha cuantía crece en un 15% por cada hijo, hija o menor acogido/a a cargo, a partir del segundo, incluido éste. No se exige límite de ingresos para el reconocimiento de la condición de beneficiario/a de la asignación por hijo/a o menor acogido a cargo con discapacidad.

Cuando se trate de familias numerosas, los ingresos anuales no serán superiores a 18.532,00 euros, en los supuestos en que concurran 3 hijos/as a cargo, incrementándose en 3.002,00 euros por cada hijo/a a cargo a partir del cuarto, incluido éste.

En el supuesto de convivencia de las personas progenitoras o adoptantes, si la suma de ingresos de ambos superase el límite indicado, no se reconoce la condición de persona beneficiaria a ninguna de ellas. Igual regla se aplicará en los supuestos en que el acogimiento familiar, permanente o preadoptivo.

  • También pueden ser personas beneficiarias quienes perciban ingresos anuales, que superando los importes indicados en párrafos anteriores, sean inferiores a la cuantía que resulte de sumar a tal cifra el producto de multiplicar el importe anual de la asignación por hijo/a o menor acogido/a por el número de hijos/as o menores a cargo de los beneficiarios/as.

OTRAS PERSONAS BENEFICIARIAS

  • Huérfanos o huérfanas de ambos progenitores o adoptantes, menores de 18 años o con discapacidad en un grado igual o superior al 65%.
  • Quienes no sean huérfanos y hayan sido abandonados por sus progenitores o adoptantes, siempre que no se encuentren en regimen de acogimiento familiar y reúnan los requisitos de edad o discapacidad del punto anterior.
  • Los hijos con discapacidad mayores de 18 años que no hayan sido incapacitados judicialmente y conserven su capacidad para obrar.

DETERMINACIÓN DE LA PERSONA BENEFICIARIA

En los casos de convivencia familiar:

  • Si ambos/as progenitores/as o adoptantes reúnen los requisitos para ser beneficiarios/as por un mismo causante, será persona beneficiaria:
  • Uno de ellos, de común acuerdo. Se presume que existe éste, cuando la prestación se solicite por uno de los beneficiarios/as.
  • Si no existe acuerdo, lo que deberá comunicarse de forma expresa al INSS, se aplicarán las reglas que, en cuanto a la patria potestad y guarda, establece el Código Civil.

En los casos de separación judicial, nulidad o divorcio:

Será beneficiario/a quien tenga a su cargo al hijo/a o menor en régimen de acogimiento familiar permanente o guarda con fines de adopción, aunque se trate de persona distinta a aquélla que tenía reconocida la prestación antes de producirse la separación judicial, la nulidad o el divorcio, siempre que sus ingresos no superen los límites de ingresos anuales establecidos para ser persona beneficiaria.
No obstante, cuando concurran en ambos progenitores/as, adoptantes o acogedores las circunstancias para ser beneficiarios/as, la prestación se reconocerá:

  • A uno solo de aquéllos/as, determinado de común acuerdo.
  • A falta de acuerdo y de previsión judicial expresa, será beneficiario aquél a quien se conceda la custodia del hijo/a o menor.
  • Cuando por resolución judicial se hubiera acordado el ejercicio compartido de la guarda y custodia, la prestación se reconocerá, previa solicitud, a cada uno de ellos en proporción al tiempo en que le haya sido reconocida la custodia del hijo/a o menor.

Lo dispuesto en este apartado será de aplicación en los supuestos de ruptura de una unidad familiar basada en una análoga relación de afectividad a la conyugal.

RENTAS O INGRESOS COMPUTABLES

Para acreditar el requisito relativo al límite de ingresos, se tendrán en cuenta los rendimientos del trabajo, del capital, de las actividades económicas y ganancias patrimoniales, conforme a las siguientes reglas:

  • Los rendimientos procedentes del trabajo o de la realización de actividades económicas se computarán en su valor neto.
  • Cuando se trate de rendimientos del capital mobiliario, los ingresos se computarán en su valor integro.
  • Las ganancias patrimoniales se computarán, únicamente, las ganancias netas, de la venta de bienes muebles o inmuebles.
  • En el supuesto de rendimientos del capital inmobiliario, los ingresos se computarán en su valor integro, excluyendo los gastos deducibles, de acuerdo con la legislación fiscal.

Para el cómputo de los ingresos, se tendrán en cuenta los obtenidos por las personas beneficiarias durante el ejercicio anterior al nacimiento o a la adopción o la fecha de presentación de la solicitud.

En los casos de convivencia de ambos progenitores/as, adoptantes o acogedores, los ingresos anuales de ambos se computan conjuntamente. A tales efectos, se presume la existencia de convivencia entre cónyuges.

En los casos de convivencia con un solo progenitor o adoptante, debido al fallecimiento de uno de ellos o a una nulidad matrimonial, separación judicial o divorcio, no se tendrán en cuenta los ingresos de los hijos/as a cargo que perciba el beneficiario/a en cuanto representante legal de éstos y que provengan de la pensión de orfandad y de la pensión en favor de familiares de nietos y hermanos del causante.

Hijas, hijos o menores a cargo, menores de 18 años sin discapacidad:

Se ha incrementado la cuantía anual (con efectos de 1 de abril de 2019)

  • 341€ anuales (28,41 € mensuales), cuando los ingresos de la persona beneficiaria no rebasen el límite establecido de 12.313 € anuales más un 15% por cada hijo/a a cargo a partir del segundo.
  • Si se trata de familias numerosas, el limite será de 18.532 €, en los supuestos en que concurran 3 hijos/as a cargo, incrementándose en 3.002€ por cada hijo o hija a partir del cuarto.
  • Cuantía inferior y variable, cuando los ingresos de la persona beneficiaria rebasen el límite establecido, pero sean inferiores a la cuantía que resulte de sumar a dicha cifra el producto de multiplicar el importe anual de la asignación por hijo/a por el número de hijos/as a cargo de la persona beneficiaria.
  • La cuantía anual de la asignación será igual a la diferencia entre los ingresos percibidos y la cifra resultante de aplicar lo dispuesto en el apartado anterior.
  • Dicha diferencia se distribuye entre las hijas e hijos a cargo y las mensualidades a que se tenga derecho a la prestación dentro de cada ejercicio económico.
  • No se reconocerá asignación económica por hijo o hija a cargo, cuando la diferencia sea inferior a 28,42 € anuales por cada hijo o hija.

Hijas, hijos o menores a cargo menores de 18 años con una discapacidad igual o superior al 33%:

  • 1.000,00 € anuales por hijo/a (250 € trimestrales). No se exige en estos casos límite de recursos económicos al tratarse de una persona con discapacidad.

Hijos o hijas mayores de 18 años y con una discapacidad igual o superior al 65%

  • 4.704 € anuales por hijo/a (392 € mensuales). No se exige en estos casos límite de recursos económicos al tratarse de una persona con discapacidad.

Hijos o hijas mayores de 18 años y con una discapacidad igual o superior al 75% y que, como consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesiten el concurso de otra persona para realizar los actos vitales más elementales como vestirse, desplazarse, comer o análogos:

  • 7.056 € anuales por hijo/a (588 € mensuales). No se exige en estos casos límite de recursos económicos.

OBLIGACIONES DE LAS PERSONAS BENEFICIARIAS

Toda persona beneficiaria está obligada a presentar ante el INSS , en el plazo de 30 días, contado desde la fecha en que se produzcan, comunicación debidamente acreditada de cuantas variaciones hubieran tenido lugar en su situación que puedan suponer la modificación o extinción del derecho a la prestación.

Antes del 1 de abril de cada año, el beneficiario deberá presentar una declaración de los ingresos habidos durante el ejercicio presupuestario anterior.

INCOMPATIBILIDADES

  • Si concurren en ambos progenitores/as o adoptantes las circunstancias necesarias para tener la condición de persona beneficiaria, el derecho a percibir la prestación sólo podrá ser reconocido en favor de uno de ellos.
  • La asignación económica por hijo/a o hija a cargo es incompatible con la percepción, por parte del padre o de la madre, de cualquier otra prestación análoga establecida en los restantes regímenes públicos de protección social.
  • Las asignaciones económicas por hijo/a con discapacidad a cargo mayor de 18 años, es incompatible con la condición, por parte del hijo, de pensionista de jubilación o invalidez en la modalidad no contributiva y con la condición de beneficiario/a de las pensiones asistenciales reguladas en la Ley 45/1960, de 21 de julio, o de los subsidios de garantía de ingresos mínimos y de ayuda por tercera persona, a los que se refiere la disposición transitoria única del Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre.

GESTIÓN Y RECONOCIMIENTO DEL DERECHO

  • La gestión y el reconocimiento del derecho a la asignación económica por hijo o hija a cargo corresponde al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).
  • La determinación del grado de discapacidad y la necesidad de concurso de tercera persona, está atribuida al órgano competente de la respectiva Comunidad Autónoma y a los Equipos de Valoración y Orientación (EVO) de las direcciones provinciales del Instituto de Migraciones y Servicios Sociales (IMSERSO) en Ceuta y Melilla.

Más información: www.seg-social.es